9 oct. 2014

Crónicas de una mami blogger #postparto #estrías

La peor parte de un embarazo no son los vómitos, ni el dolor de espalda ni, mucho menos, las naúseas matutinas. Lo peor es la idea que le venden a las madres de que las estrías se irán tan fácil como llegaron, lo cual es una completa mentira. 


Ellas a veces tardan (y nosotras nos ilusionamos pensando que pertenecemos a ese pequeño mundo de chicas post parto sin estrías), pero llegan. y cuando lo hacen, duelen más que cualquier cambio hormonal que hubiésemos tenido.

Duele, porque a pesar de que invertiste mes a mes en cuidar tu piel para que no se "dañe" por el embarazo, finalmente se estiró tanto que se rompió.  Hay que resaltar que una estría es una ruptura de piel y por eso no se puede jamás de los jamases borrar (al menos no naturalmente).

Duele porque no a toda hora una futura mami se siente linda. Sufres nueve meses en ver como tu ropa ya no te queda, las cosas que están de moda no las puedes usar porque, o el vestido floreado te hace ver más bolita o no hay forma de encajarte en esos leggins de cuero.

Duele porque para hacerte la linda sesión de embarazada te sientes nerviosa de mostrar tu pancita al fotógrafo y por más que te ha jurado borrar tus estrías con photoshop el hecho que sepas que tienes las tienes no ayuda mucho porque afecta tu confianza.

Todo eso yo sentí en carne viva, cuando andaba por mis ocho meses y medio y un día, estando conversando con mi prima, me empezó a sobar el vientre y me dijo: Oye, tienes estrías. ¡Me quise morir! Las vi todas rosadas abrazando mi piel, que entré en depresión casi una semana. No podía ni verme en el espejo, pero no había nada más que hacer.

Esperé el parto para ver bien los daños y prejuicios; no obstante, mi lindo novio me tomó una foto a detalle, tan lindo él #oknot, a los trece días de haber dado a luz para ver cómo estaba (mi pancita) e hice lo que toda chica haría o ha hecho: Busqué en internet miles de métodos para "camuflarlas". Han pasado ya casi ocho meses desde que empecé el tratamiento para lograr que se reduzcan un poco y me alegra decir que lo he logrado, no al 100% pero sí a grandes rasgos.

Les muestro mi foto del antes y después:
Primera foto: 11 de febrero. Segunda foto 30 de setiembre. Ambas de este año. Por fa, no se asusten, las que no saben... así son las #estrías :(



¿Qué hice para que se atenúen?
Usé por dos meses Cicatricure en gel. Según el tamaño de mis estrías, un tubo de gel me duraba 15 días. El tratamiento puede durar de dos a seis meses y, no es que en dos meses se acabó mi tratamiento, sino que se me acabó la plata #lospañalessonprimero.

Como estaba desesperada y misia busqué otra solución y encontré en internet un remedio casero para camuflarlas con productos que casi siempre tenemos en casa. Saquen lápiz y papel o tómenle un print a la receta:

Remedio: Aplaca mis estrías, Señor

¿Qué necesitas?


- Concho de café pasado (Prepara café en la cafetera. cuando esté listo te tomas el café y guardas el concho, que es los residuos del café pasado que se quedan en el colador).
- Aceite de coco y/o de oliva extra virgen (Yo uso ambos, por siacaso).
- Vitamina E (compra un frasco de vitamina E en la farmacia, coges una cápsula de gel y la revientas hasta reunir una cuchara de ese aceitito).
- Recipiente.

Preparación:
- Coloca todos los ingredientes en el recipiente y mézclalos hasta crear una pastita.

Modo de usar:
-Dos o tres veces a la semana, después o en plena ducha, frótate la mezcla en donde desees atenuar las estrías.

Mas que nada, creo que estos ingredientes ayudan a pigmentear las estrías que usualmente son rojas o blancas, por eso como que las camuflan con el color del café.

Aún estoy usando esta receta y pienso volver a utilizar también el Cicatricure en gel para mejorar el aspecto de mi pancita. No creo que se llegue a ver nuevamente mi barriguita como antes del embarazo, pero soy optimista en pensar que todavía me falta mucho más para atenuarlas.

Sé que muchas dirán que las estrías son tatuajes de amor de nuestros hijos, pero también vale mucho volver a mirarnos al espejo y seguir admirando nuestro cuerpo como lo hacíamos antes de dar vida y considero que estos truquitos caseros pueden ayudarnos a recuperar nuestra figura o nuestra autoestima :)

1 comentario:

  1. hola, soy nueva x la blogosfera, buen tip! lo anotaré! saluditos!

    ResponderEliminar